La comida debe ser un placer. ¿En verdad?

Hace unas semana nos hicieron una pregunta que nos mantuvo reflexionando varios días.

¿No debería la comida ser un placer?

En aquel entonces respondimos que , dado que para nosotros es un placer la forma sana en que comemos. Es decir, disfrutamos del placer de la dieta vegetariana, sana, moderada en cantidad, etc.

Reflexionando

Sin embargo nos quedamos pensando en la generalidad de la pregunta, así como lo limitado de nuestra respuesta. Y debemos agregar que al igual que otros placeres, el placer de la comida no debe llegar a poner en riesgo nuestra salud.

¿Placer en fumar o beber?

Hay quienes obtienen un placer de fumar, hay quienes ya dejaron de hacerlo. Quienes se privaron del placer de fumar lo hicieron debido a que es nocivo para la salud.

De la misma forma, aunque la bebida es un placer, el alcohol tiene algunos riesgos para la salud. Quienes controlan ese placer lo hacen para cuidar su salud.

¿Entonces la comida debe ser un placer?

Sí, mientras sea nuestra forma de alimentarnos y vivir sanos.

No, cuando sea a costa de nuestra salud.

Algunos alimentos muy placenteros pueden traer algunos riesgos a la salud, y por tanto no debemos incurrir en ellos. Piensen en los alimentos altos en colesterol, altos en grasas saturadas, alimentos básicamente fritos, alimentos basados en sal, alimentos totalmente industrializados o sintéticos.

Debemos de preferir el placer de vivir sanamente por largo tiempo al cuidar lo que comemos, en vez del placer de comer libremente a costa de nuestra salud.

 

México Vegetariano