Mitos sobre vegetarianismo

Casi todo mundo ha escuchado hablar del vegetarianismo a través de amigos, conocidos y medios. Y casi todos se han formado una creencia acerca de lo que significa, la cual viene impulsada por aquellas personas quienes nos han hablado del vegetarianismo o de quienes sabes que llevan una dieta vegetariana o semivegetariana.

Aquí tenemos una lista de mitos que debes eliminar de tu mente para hacer más fácil tu adopción de esta forma de alimentarte.
 


Mito: Los vegetarianos basan su alimentación en la soya

Falso. Hay cientos de opciones para alimentarse balanceadamente de una variedad de legumbres, cereales, frutas y verduras que aportantan los nutrientes necesarios para estar saludable. La soya es sólo una de las legumbres que ayudan en esta función pero no es la única. De hecho, no es la legumbre, ni mucho menos el alimento que recomendamos como base de la dieta.

Todos hemos oido hablar de la soya y la mayoría la hemos comido. Lo que no tenemos claro es la razón por la cuál es tan difundida. En el occidente, hay la creencia de que el consumo elevado de proteínas es esencial para la salud, y que más proteínas significa mayor crecimiento y bienestar para el cuerpo. Sin embargo, lo importante no es consumir cuantas proteínas sea posible, sino consumir la cantidad necesaria y dejar que el cuerpo la asimile. Es más, nuestros cuerpos pueden generar algunas de las proteínas o aminoácidos que necesita y sólo necesita obtener otras proteínas o aminoácidos esenciales por medio de las plantas.

La preocupación por comer mucha proteína ha llevado a la sociedad a buscar obtener en algunas plantas iguales cantidades de proteína a la encontrada en los animales; por esta razón es que la soya ha destacado, pues tiene uno de los contenidos de proteína más alto entre las plantas. Sin embargo, los macronutrientes que más necesita el ser humano son los carbohidratos, no las proteínas. Y los carbohidratos se encuentran abundantemente en las frutas, los tubérculos y los cereales. Así que son estos alimentos los que deben formar la base de la alimentación y no las legumbres como la soya.

Además, los alimentos comerciales de soya son extractos del frijol de soya. Estos extractos se han elaborado para obtener altas concentraciones de proteína que pueda competir en cantidad con las carnes y lacteos. Sin embargo, es más importante comer alimentos enteros obtenidos de las plantas, por lo que la leche de soya, la carne de soya y otros alimentos preparados con soya no son la mejor opción para tu alimentación.
 

Macronutrientes y micronutrientes
Grupo Encontrados ampliamente en
Carbohidratos Frutas y cereales
Proteínas Cereales y legumbres
Grasas Legumbres y cereales
Agua Frutas y verduras
Vitaminas Frutas y verduras
Minerales Frutas, verduras y cereales


 


Mito: Los vegetarianos comen toneladas de lechuga

Falso. Hay muchas opciones de verduras frescas y cocidas con las cuales enriquecer tu alimentación. Cuando la gente piensa en vegetarianismo muchas veces sólo piensa en las verduras que frecuenta, como son la lechuga, la zanahoria y la calabaza. Sin embargo, hay toda una variedad de verduras que podemos usar para alimentarnos. De hecho, la lechuga romana y otras lechugas claras no son parte de nuestra recomendación, en vez de ello te recomendamos que si consumes lechuga uses variedades más verdes como la italiana, lisa y escarola.

La alimentación basada en plantas debe incluir una variedad de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales que te permitan obtener fácilmente todos los nutrientes que necesitas. Una forma sencilla de hacer esto es incluir en tu alimentación diaria una porción de cada uno de estos grupos y variar día a día o semana a semana la variedad específica de cada grupo. Una forma de variar sanamente es buscar colores distintos en los alimentos, ya que dichos colores reflejan los distintos nutrientes que unos y otros alimentos tienen. Además de comer alimentos verdes, busca otros colores como morado, amarillo, rojo, etc.

 

Grupos básicos de alimentos vegetarianos
Grupo Ejemplos
Frutas Plátano, manzana, kiwi, uva, melón, naranja, toronja, pera, papaya, durazno, etc.
Cereales Avena, trigo, cebada, arroz, centeno, etc.
Tubérculos Papa, zanahoria, jícama, cebolla, poro, camote, etc.
Hortalizas Jitomate, calabaza, aguacate, berenjena,etc.
Verduras Espinaca, acelga, col, cilantro, perejil, brócoli, lechuga, etc.
Legumbres Lenteja, haba, garbanzo, frijol, etc.

 


Mito: Los vegetarianos comen pollo, pescado, huevo y lacteos

Falso. Los vegetarianos, como el término lo dice, comemos solamente alimentos que provienen del reino vegetal. Las carnes de pollo y pescado provienen del reino animal. El huevo y la leche también provienen del reino animal. Por lo tanto estos alimentos no califican como vegetarianos. Algunas personas que se llaman vegetarianas consumen huevo, pero en realidad son ovo-vegetarianos. Algunas otras consumen lacteos, pero deben llamarse lacto-vegetarianos. Quienes consumen huevo y lacteos se llaman ovo-lacto-vegetarianos. Quienes además consumen pollo y pescado ya no pueden ser llamados vegetarianos sino pseudo-vegetarianos o semi-vegetarianos.
 

Clasificación de acuerdo a los grupos de alimentos
Denominación Alimentos permitidos
Vegetariano Frutas, cereales, tubérculos, legumbres.
Lacto-vegetariano Leche, crema, queso, helado, además de alimentos vegetales.
Ovo-vegetariano Huevo, además de alimentos vegetales.
Ovo-lacto-vegetariano Huevo, leche, crema, queso, helado, además de alimentos vegetales.
Semi-vegetariano Uno a varios de estos: pollo, pescado, mariscos, además de alimentos vegetales.

 


Mito: Los vegetarianos toman complementos alimenticios

Falso. Una dieta vegetariana bien planeada tiene todos los nutrientes que necesitas y no requiere de complementos. Después de todo, los alimentos vegetales son los mismos que se emplean para alimentar a los animales de granja, y al igual que dichos animales, nuestro organismo es capaz de absorber unos nutrientes y generar otros.

Nuevamente, hay una preocupación occidental mal orientada sobre la cantidad de nutrientes que debemos consumir, y un descuido sobre el balance de los mismos y sobre su asimilación. En una dieta vegetariana sana, hay suficientes macronutrientes y micronutrientes para que tu cuerpo funcione adecuadamente. Aunque en cantidad pueden parecer menos que en la dieta basada en productos animales, lo importante es darle al cuerpo lo suficiente y no excesos; el cuerpo se encarga de absorber y generar lo que necesita.
 

Fuentes naturales de algunos nutrientes
Nutriente Ejemplos de fuentes
Proteínas Cereales: avena, trigo, arroz, maíz, cebada, centeno.
Legumbres: Lenteja, garbanzo, haba, frijol.
Calcio Frutas: guayaba, kiwi, papaya, fresa, naranja, limón, toronja
Verduras: brócoli, espinaca
Omega-3 Semillas de cáñamo, chía, lino, calabaza, nueces, almendras
Vitamina A Tubérculos: zanahoria, papa
Verduras: acelga, brocoli
Fruta: melón, mango
Legumbres: chícharo


 


Mito: Niños y mujeres embarazadas no deben ser vegetarianos

Falso. Una dieta vegetariana bien planeada tiene todos los nutrientes necesarios en cualquier etapa de la vida. Sabemos que hay una preocupación enorme por la nutrición de los niños pues la sabiduría convencional indica que para crecer hay que comer carne, huevo y leche. Lo que no se ha dicho con suficiente énfasis es que la dieta vegetariana dispone de los mismos o más nutrientes que los encontrados en la dieta animal; y que al generar menor acidez estomacal y sanguinea, da mejores resultados.

Basta con examinar el calcio encontrado en algunos alimentos vegetales comunes para darse cuenta de que es un mito el que la leche sea esencial para formar huesos sanos. Todos los nutrientes importantes para el crecimiento pueden ser encontrados en los alimentos vegetales.

Calcio por porción de 100g
Alimento
Miligramos
de Calcio
Amaranto 490
Acelga 210
Frijol 140
Vaso de leche
de vaca
113
Brócoli 47
Naranja 43

 


Mito: La dieta vegetariana resulta costosa

Falso. La dieta vegetariana no requiere ser conformada por alimentos sofisticados, industrializados, enriquecidos; sino por alimentos enteros de temporada y bien balanceados entre sí. Procura usar alimentos básicos y frescos ya que encontrarás más nutrientes en ellos. Además adquiere alimentos sin industrializar, ya que durante estos procesos se eliminan algunos nutrientes que luego deben ser complementados.

Forma tu dieta con alimentos de temporada ofrecidos localmente en tu región o ciudad. Busca que las frutas estén maduras y dulces. Las verduras, deben ser frescas, de colores variados y enteras. Los cereales deben ser crudos, enteros y sin procesar. Las legumbres deben ser enteras y sin procesar. Las horatalizas deben ser de colores variados y frescas.

 


Mito: La dieta vegetarina es difícil de elaborar

Falso. La dieta vegetariana no requiere la preparación de platillos sofisticados, ni la compra de alimentos industrializados, ni la búsqueda de alimentos enriquecidos; sino el uso de alimentos enteros de temporada y bien balanceados entre sí. Procura usar alimentos básicos y frescos, y de prepararlos de manera sencilla para conservar los nutrientes presentes en ellos. Además adquiere alimentos sin industrializar, ya que estos procesos eliminan algunos nutrientes que luego deben ser complementados y elevan su costo.

Prepara o compra tus alimentos con procedimientos sencillos tales como cocido, hervido, asado y hormeado; evita freir y capear. Evita los extractos, concentrados y demás procesos de industrialización que sólo consiguen que los alimentos queden incompletos y que sean más caros.
 

 


Mito: Los vegetarianos no comen suficientes proteínas

Falso. La dieta vegetariana tiene suficientes proteínas para las necesidades de tu organismo. Nuevamente, esta es una preocupación de la forma de alimentación occidental, donde se considera que solo las carnes y lacteos tienen suficiente cantidad y calidad de proteínas. En realidad, los aminoácidos esenciales que conforman a las proteínas pueden ser obtenidos de las plantas; mientras que los aminoácidos no esenciales, pueden ser generados por tu cuerpo. Todo lo que necesitas es consumir una variedad de alimentos vegetales que te proporcionen cantidades adecuadas y no elevadas de estos aminoácidos.
 

Proteinas en alimentos vegetales
Alimento Proteina por porción
de 100 gramos
Lenteja 26g
Frijol 24g
Haba 23g
Trigo 23g
Avena 17g


 

 


Mito: Los vegetarianos no toman leche, no ingieren suficiente calcio

Falso. Una dieta vegetariana bien planeada puede aportar más calcio que el encontrado en la leche. Sabemos que hay una preocupación enorme por la nutrición pues la sabiduría convencional indica que la fuente ideal de calcio es la leche. Lo que no se ha dicho con suficiente énfasis es que la dieta vegetariana dispone de otras fuentes de calcio que incluso superan a la leche; y que al operar en un ambiente de menor acidez estomacal y sanguinea, da mejores resultados.

Basta con examinar el calcio encontrado en algunos alimentos vegetales comunes para darse cuenta de que es un mito el que la leche sea esencial para formar y mantener huesos sanos.

Calcio por porción de 100g
Alimento
Miligramos
de Calcio
Amaranto 490
Acelga 210
Frijol 140
Vaso de leche
de vaca
113
Brócoli 47
Naranja 43

 


Esperamos que estas explicaciones te hayan hecho darte de cuenta de la realidad sobre los mitos que has escuchado.

Te deseamos mucha salud,
México Vegetariano
 

investigacion

de que edad consumen fresas con crema?
cuanto es el costo de comprar fresas en el mercado?

Yo se que a los bebes no les

Yo se que a los bebes no les puedes dar fresas ya que les causarias alergia a ellas a muy temprana edad, pero el costo es realmente barato, si las compras en el supermercado, el costo es exageradamente caro pues una caja con, a lo mas 250 grs te cuesta actualmente de $40 a $55, en el D.F, pero en los mercados populares cuestan de $15 a $20 el kilo y son de calidad, asi que tambien depende del lugar en el que compres tus cosas sera el costo de tu alimentación.
Saludos

Recomienda este sitio
¡Gracias por difundir nuestro mensaje!
CAPTCHA
Pregunta para comprobar que eres humano y evitar spam.
4 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.