Vegetarianismo y enfermedad

La dieta vegetariana trae muchos beneficios a la salud. Para entenderlos, en esta sección explicaremos las enferemedades que pueden originarse como consecuencia de la dieta con alimentos de origen animal.

Pero antes que nada debemos tener presente que el sistema digestivo del ser humanos está diseñado para consumir alimento vegetal y no alimento animal. Esto puede verse mejor tomando en cuenta lo siguiente:

  • El sistema digestivo del humano como el de otros primates está diseñado para digerir plantas.
  • Al igual que nosotros, nuestros parientes los primates, tienen una dieta casi totalmente vegetariana. Cuando consumen animal, se trata en general de insectos.
  • Mientras que somos capaces de recolectar,extraer e ingerir un alimento vegetal, y podemos hacerlo gustosamente; no somos capaces, sin herramientas, de atrapar, matar, desgarrar e ingerir a un animal tal como una vaca.
  • De hecho esta la idea de tener que cazar y desgarrar a un animal desagrada a la mayoría de la gente.
  • Aunque tenemos la capacidad de comer alguna cantidad de carne, podemos hacerlo sólo después de cocerla al fuego, limón, sal, sol, etc.
  • Un verdadero carnivoro puede come carne cruda desgarrándola de su presa.

Dicho esto, no sorprende darse cuenta de que algún número de enfermedades crónicas se encuentran relacionadas con el consumo de productos de origen animal.Se debe a que nuestro cuerpo no está preparado para vivir con esos alimentos.

Gastritis crónica y alimento animal

Muchos hemos tenido gastritis, así que esto suena familiar. La gastritis tiene origen bacteriano, pero se acentúa bajo la ingesta de alimentos irritantes y con el excesos de acido en el estómago. Este ácido en el estómago es producido como una reacción natural a la ingesta de alimentos altos en grasa y proteínas, pues el estómago necesita más tiempo para digerirlos.

Si bien una ingesta constante de alimento de origen animal puede aportar proteínas en cantidades elevadas, como desventaja puede tener un costo considerable para la salud del estómago y el equilibrio del resto del sistema digestivo.

Por el contario, una dieta baja o nula en alimentos de origen animal, representa una carga menor para el estómago, ya que origina menor acidez y por lo tanto deja de favorecer a la gastritis. Si esta ingesta basada en vegetales se hace además evitando freirlos, y se hace incluyendo toda una variedad de plantas, se evitan los niveles incorrectos de ácido en el estómago y como consecuencia se evita la gastritis.

Obesidad y alimento animal

Se ha verificado que los Indices de Masa Corporal son mayores en la población no vegetariana que en la población vegetariana. Desde luego, esto se explica porque al cosumir sólo alimentos vegetales, el contenido de grasa y proteína es menor en promedio. Debemos recordar que las costumbres de alimentación occidentales incluyen ingestas de grasa y proteína superiores a las necesidades diarias. Además, los hábitos alimenticios de gran parte de la población incluyen la ingesta de alimentos fritos e industrializados, lo que eleva el consumo promedio de alimentos que conducen a la obesidad.

Por el contrario, una dieta basada en plantas tiene generalmente un porcentaje más bajo de grasas en general, muchos más bajo de grasas saturadas, y muy bajo o nulo de colesterol. Si además cuidamos de ingerir alimentos vegetales sin freir, o sin grasas añadidas, el resultado es una dieta que nos mantendrá con un Indice de Masa Corporal más saludables.

Recuerda que la obesidad es una enfermedad que conduce a otras enfermedades, como son los problemas cardiacios y la diabetes. Cambia tu alimentación. Reduce o elimina la ingesta de aliementos de origen animal y mejora tu salud, a la vez que adquieres una figura más estética y mayor autoestima.

Diabetes tipo II

Según la Asociación de Diabetes de América, en 2009 hay en los Estados Unidos 23 millones de personas con diabetes tipo II y otros 57 millones de personas con pre-diabetes. Esto totaliza 80 millones de personas en alguna fase de esta enfermedad.

México tiene números igualmente alarmantes. Según la Federación Mexicana de Diabetes, 10.7% de la población entre 20 y 69 años padece diabetes tipo II, y el porcentaje se eleva al 15% en la frontera con EUA.

Aunque no hay un factor único y directo al cual atribuir la causa de esta enfermedad, cualquier médico y cualquier nutriólogo está de acuerdo en que el sobrepeso, la ingesta elevada de grasas saturadas y la falta de ejercicio, son factores bajo control del individuo que lo ponen en riesgo de contraer diabetes.

Al eliminar la ingesta de alimentos de origen animal, reducimos dramaticamente la cantidad de grasa saturada en nuestro cuerpo, disminuyendo el riesgo. Además, al mismo tiempo se disminuye la cantidad de proteína ingerida, con lo cual se promueve un peso corporal menor, reduciendo nuevamente el factor de riesgo para la enfermedad.

No esperemos a recibir un diagnóstico de diabetes o pre-diabetes. Actuemos a tiempo para prevenir esta terrible enfermedad en nuestro cuerpo. Reduce o elimina los alimentos de origen animal de tu dieta.

Problemas cardiacos

Uno de los principales problemas que presenta el consumo de carne y lacteos, y que es conocido por todos, es su alto contenido en colesterol. En los estudios que se han hecho es común encontrar que la tasa de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión es al rededor de un 30% menor en vegetarianos que en el resto de la población. Esto se debe a que en general, los niveles de colesterol encontrados en los vegetarianos son 15% a 35% menores que en personas no vegetarianas. Los trigliceridos también están afectados por el consumos de productos de origen animal.

La razón principal de estas diferencias es que aún comiendo alimento vegtales grasosos, estos alimentos contienen grasas saturadas en mucho menor cantidad. Inclusive, si se tiene una dieta totalmente vegetariana, el consumo de colesterol se elimina, produciendo una disminución enorme en el riesgo de estas enfermedades. Además, el consumo de fibras en la alimentación vegetariana es generalmente más alto que en los no vegetarianos, lo que ayuda a la reducción en los niveles de colesterol.

Si recurres a una dieta vegetariana, y además vigilas que dicha dieta sea baja en grasas al evitar incluir aceites como en los alimentos fritos, estás ayudando a tu organismo a reducir el riesgo de esta enfermedad. Recuerda que los males cardiacos son silenciosos durante mucho tiempo, y cuando se manifiestam ya es algo tarde. Actua ahora y reduce tu riesgo eliminando el consumo de carne y lacteos.

Osteoporosis

Durante mucho tiempo se ha insistido que el consumo de carne, huevo y lacteos en general es necesaio para una buena nutrición, en particular en lo que se refiere a los niveles de calcio. Podemos ver que hay una gran variedad de alimentos industrializados de origen animal que anuncian altos niveles en calcio. Sin embargo, ahora se sabe que la ingesta elevada de proteínas de origen animal hace que el organismo elimine calcio, aumentando la necesidad en vez de satisfacerla. Este efecto se debe a que el consumo de estos alimentos de origen animal eleva la carga ácida en el metabolismo, lo que produce la eliminación de calcio.

Dicho de otra manera, aunque una dieta de origen animal puede tener un contenido de calcio más elevado, la cantidad de calcio no mejora la calidad de la absorción del mismo. Una dieta vegetariana variada y sana contiene los niveles de calcio que el organismos necesita, sin producir los efectos de acidez que producen la eliminación de calcio por el organismo. Incluso, las dietas vegetarianas bien llevadas cotienen mayores niveles de potasio, la cual protege el proceso de calcificación osea.

El mundo occidental ha tratado de resolver este problema agregando complementos de calcio directamente en los alimentos, o por medio de medicamentos. El problema con estos procesos es que ponen al organismo en otros riesgos, al elevar la cantidad de sustancias artificiales que debe procesar, poniendo en riesgo a otras partes del organismo como los riñones.

La alternativa vegetariana que impulsamos consiste en cuidar el consumo de calcio, sin exceder su ingesta, y procurando que el organismo tenga niveles de acidez adecuados para que pueda absorber el calcio naturalmente y sin eliminarlo. Esto se logra prescindiendo de los alimentos de origen animal, así como del exceso de sodio y cuidando la ingesta adecuada de otros minerales como el potasio.

Cancer y alimento animal

Es sabido y aceptado ya que los vegetarianos tienen una tasa menor de cancer que el resto de la población. En ciertas variedades de cancer como el de próstata y de colon se han encontrado diferencias en tasa hasta de 88%. Durante algún tiempo ya, las carnes rojas y blancas han sido relacionadas con el cancer de colon.

Las razones para estas diferencias las podemos encontrar en que las dietas vegetarianas necesariamente incluyen mayores cantidades de frutas, verduras y firba que las dientas no vegetarianas. Además la alimentación vegetariana facilita la digestión reduciendo notablemente los fenomenos de putrefacción y formación de sustancias nocivas que pueden provocar cancer en el colon y en otras partes del organismo.

Como bien sabes, estas enfermedades pueden mostrar una agresividad enorme y deben ser nuestra mayor motivación para cambiar a una alimentación vegetariana. Una vez que  aparece el cancer, la vida cambia y no vuelve a ser la misma. No esperemos a padecerlo, eliminemos nuestro riesgo hoy mismo.
 

 

México Vegetariano
 

 

en algunos estudios de

en algunos estudios de cohorte en Europa se obtuvo que las personas con habitos alimenticios vegetarianos tienen una tasa mayor de cancer colorrectal que las personas que si consumen carne roja

Recomienda este sitio
¡Gracias por difundir nuestro mensaje!
CAPTCHA
Pregunta para comprobar que eres humano y evitar spam.
6 + 4 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.